Ni olvido ni perdón. Memoria Verdad Justicia

Ni olvido ni perdón. Memoria Verdad Justicia

(…) a no decir

la muerte

siempre lo borra todo

todo lo purifica

cualquier día

la muerte

no borra nada

quedan

siempre las cicatrices (…)

Obvituario con Hurras-Mario Benedetti

 

Ha muerto el Chacal, el torturador, el que sabía dónde está Jorge Julio López y Clara Anahí, el que fue a buscar a lxs pibes de la Noche de los Lápices. Murió en absoluta soledad Miguel Etchecolatz, el monstruo repudiado por la sociedad y su propia familia, indigno hasta el último minuto, se llevó a la tumba datos imprescindibles para repara algo del daño que hizo.

La muerte de un genocida no trae alivio. Saber que le llegó el final en una cárcel común, cumpliendo la condena a perpetua, por sus crímenes, es una pequeña reparación para la memoria histórica del pueblo.

Lo concreto es que el tiempo se está acotando para que sea efectiva la lucha por Memoria, Verdad y Justicia, es urgente y necesario que se agilicen los Juicios por Delitos de Lesa Humanidad que continúan pendientes. También que, aún con la muerte de lxs procesados se permita a sobrevivientes dar su testimonio, ejerciendo su derecho a continuar buscando respuestas.

El derecho a la Verdad también es imprescriptible, continuamos exigiendo aparición con Vida de Jorge Julio López, seguimos buscando a Clara Anahí, reafirmamos nuestra convicción: No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos. Cárcel común y efectiva para todxs los responsables del genocidio de nuestrxs 30.400 compañerxs detenidxs y desaparecidxs.

 

General Roca- Fiske Menuco, 2 de julio de 2022.

María Inés Hernández, Secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades.

Viviana Orellano, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura.

Patricia Ponce, Secretaria Gremial y de Organización.

Silvana Inostroza, Secretaria Adjunta.

Sandra Schieroni, Secretaria General.