La violencia institucional es un delito, aún en tiempos de pandemia

Como sociedad estamos viviendo una difícil e inédita situación que nos lleva a un aislamiento obligatorio. Entendemos que esta decisión política de quienes nos gobiernan, es para cuidarnos y protegernos de la pandemia que hoy atravesamos.

Entendemos que es parte de nuestra responsabilidad cumplir con las medidas de prevención, como también que se ha designado a las fuerzas de seguridad la tarea de llevar adelante los controles necesarios. Lo que no entendemos y repudiamos es la violencia, al momento de intentar controlar a lxs ciudadanxs avasallando derechos. Mucho más cuando se ejerce por el Estado a través de sus fuerzas de seguridad.

La violencia institucional no es el camino. No es el punto de partida para hacer cumplir ninguna norma. Desde la UnTER repudiamos algunos hechos ocurridos en distintos puntos de la provincia que involucran a las fuerzas policiales. Es el caso de algunas  familias de la comunidad educativa de la Escuela Primaria N° 50, de sección chacras de la ciudad de Cipolletti, quienes  fueron detenidxs por la policía federal acusadxs de no cumplir la cuarentena en el momento en que se dirigían a la escuela a buscar los módulos alimentarios que se entregaban durante la mañana.

Como CDC de UnTER reiteramos la exigencia al Ministerio de Educación y Derechos Humanos que deben ser lxs funcionarixs del Estado quienes garanticen el abastecimiento de dichos módulos  a las familias, llevándoselos a sus domicilios. No deben insistir en exponer a las familias a que salgan de sus casas para ir a buscar alimentos ni a lxs docentes para que  abran las escuelas, no tienen en cuenta las distancias que lxs trabajadorxs de la educación deben recorrer ni las condiciones en las que lo hacen, muchas veces sin medios apropiados y además exponiéndolxs a contagiarse del virus y transmitírselo a sus familias.

Le exigimos a la gobernadora de la provincia y por su intermedio a lxs demás funcionarios, que arbitren los medios para que no se sumen a este contexto social, complejo y desigual para muchas familias rionegrinas, situaciones violatorias de derechos hacia ningún ciudadanx.  Las disposiciones del Ministerio de Seguridad son muy claras, no se admitirá ningún tipo de exceso; por lo que entendemos que cada fuerza de seguridad debe cumplir la función que le corresponde para la atención y el cuidado de la población. No vamos a admitir una policía que utilice las armas en contra del pueblo.  Son tiempos complejos, en los cuales es fundamental mantener el equilibrio,  no olvidar nunca que vivimos en democracia y que nos rigen los principios constitucionales por sobre todas las eventualidades.

 

Villa Regina, 27 de marzo de 2020.

 

María Inés Hernández, Secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades

Viviana Orellano, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura

Patricia Ponce, Secretaria Gremial y de Organización

Silvana Inostroza, Secretaria Adjunta

Sandra Schieroni, Secretaria General