Democracia y Derechos Humanos, siempre

El 10 de diciembre, es el Día Internacional de los Derechos Humanos, en nuestro país es una fecha histórica porque desde 1983 se conmemora el retorno de la democracia; en éste caso será el fin de un gobierno que desde lo institucional avasalló los Derechos Humanos del pueblo.

En educación de manera arbitraria y a través de un DNU se eliminó la paritaria nacional docente, lo que afectó no solo a las trabajadoras y trabajadores de la educación de todo el país sino al sostenimiento de la escuela pública. Cercenó financiamiento a los programas socioeducativos y de mantenimiento de edificios escolares, que en la escuela de Moreno cobró la vida de Sandra y Rubén.

Con la designación de Patricia Bullrich en el Ministerio de Defensa se avaló: el accionar de Gendarmería en el operativo en donde desapareció Santiago Maldonado, el gatillo fácil, la “doctrina Chocobar”, el fusilamiento por la espalda de Rafael Nahuel y la implementación de políticas neoliberales que generaron desocupación, hambre, que deja a la mitad de nuestros niños y niñas en la pobreza.

La represión a la escuela itinerante, a las numerosas y multitudinarias marchas en defensa del sistema de reparto solidario, las vallas en Plaza de Mayo y en Casa de Gobierno, el endeudamiento atroz con el FMI, y la hipoteca de las futuras generaciones son solo un ejemplo de las políticas neoliberales que atentan derechos.

En Argentina cada 29 horas muere una mujer víctima de femicidio, urge la promulgación de la Ley de Emergencia en Violencia de Género. Una de las tantas cuentas pendientes que deja el macrismo. Como así también es necesario recuperar el financiamiento para los programas de atención a las personas perjudicadas y sus familias.

La aplicación de las políticas ajuste del gobierno saliente arroja un contexto doloroso y preocupante: “La pobreza en la Argentina alcanzó al 40,8% de la población durante el tercer trimestre del año, según la última medición del Observatorio de Deuda Social de la UCA. Se trata del dato más alto de la década y cierra el último año de gestión de Mauricio Macri con 2,8 millones de nuevos pobres. Con estos números, 4 de cada 10 argentinos es pobre y totalizan 16 millones”, se indica en nota de ámbito financiero el 5/12/19.

Las políticas económicas de ajuste y de corte neoliberal atentan los Derechos Humanos, también en la Latinoamérica: en Chile la violación a los derechos humanos ha sido una constante en la represión de los reclamos por una vida digna y un cambio constitucional que despoje al país de los designios del pinochetismo. El golpe de Estado en Bolivia se fundamentó en una ideología fascista y racista.

Garantizar la plena vigencia de derechos en nuestro país, como en América Latina, debe ser una tarea que enfrentemos en conjunto, más allá de la participación democrática del voto, sino como un acto cotidiano, en la participación y exigencia de la restitución de las leyes que se han violado en estos cuatro años sistemáticamente.

La expectativa de éste 10 de diciembre con el cambio de gobierno argentino es el regreso de los Derechos Humanos a los ministerios, en reemplazo de los Ceos. Quedamos en alerta, con la atención puesta en cualquier intento de obstaculizar los derechos del pueblo.

El 10 de diciembre de 1950 a Asamblea General de la ONU proclamó la Declaración de Derechos Humanos, documento cuyos 30 artículos básicos detallan los derechos fundamentales tanto civiles, como económicos, culturales, políticos y sociales.

Gral. Roca – Fiske Menuco, 10 de diciembre de 2019

María Inés Hernández, Secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades.
Viviana Orellano, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura
Patricia Ponce, Secretaria Gremial y de Organización
Silvana Inostroza, Secretaria Adjunta