Oscar Ragni

23/12/76. Oscar Ragni es secuestrado en Neuquén. Tenía 21 años, estudiaba en La Plata y junto con su novia integraban el centro de estudiantes y participaban de grupos religiosos con militancia barrial.

El grupo de tareas no lo encontró en la casa que alquilaba con otros estudiantes en La Plata porque había viajado a pasar las fiestas con su familia. En el centro neuquino tampoco lo hallaron los secuestradores que merodeaban el estudio de arquitectura donde trabajaba mientras duraban sus vacaciones en la zona. Esa mañana del 23 de diciembre, un Falcon de vigilantes daba vueltas por la calle de los Ragni desde la madrugada.

Ocho años después del juicio por delitos de lesa humanidad en el que se condenó a siete jefes militares y un suboficial de inteligencia por el secuestro y los tormentos de Ragni, la participación de su primo hermano Roberto De Caso de señalarlo como “blanco” al grupo de tareas, será llevada a juicio. De Caso tiene 71 años y está retirado como personal civil de inteligencia. En 2008 fue testigo del juicio en el que se ventiló la desaparición de Ragni y ante los jueces y en la audiencia negó toda vinculación con el secuestro. Inés Rigo y Oscar Ragni siempre sostuvieron lo contrario y al insistir como querellantes en que se investigue la participación de su sobrino en la desaparición de su hijo, el juzgado federal amplió testimonios, logró prueba, produjo la indagatoria y procesó a De Caso como partícipe primario del secuestro.

En 1976 De Caso era subalterno (en el área de contaduría) del jefe de inteligencia del Destacamento 182, Mario Gómez Arenas. En el procesamiento el juez Gustavo Villanueva sostuvo que ese 23 de diciembre se valió de su condición de “familiar” para ingresar al negocio que atendía Inés Rigo para preguntarle si estaba su primo. Ante lo cual su tía le confirmó que horas antes había llegado de Buenos Aires, pero que en ese momento dormía.

De Caso negó haber ido al negocio a "marcar" a su primo, sin embargo, luego de la consulta a Inés, un desconocido se presentó en la casa y dijo que al estudiante lo estaban llamando para ir a ver una obra.

Inés Ragni despertó a su hijo, quien salió mientras su madre atendía el negocio. La próxima noticia que hubo de él fue la de otros sobrevivientes del centro clandestino "La Escuelita", que testimoniaron de su presencia en el centro de torturas que funcionó en Neuquén.

Por el caso Ragni fueron condenados a 25, 22, 21 y 20 años de prisión los jefes militares Mario Gómez Arenas, Oscar Lorenzo Reinhold, Enrique Olea, Luis Farías Barrera, Hilarión Sosa y Jorge Molina Ezcurra.

En cuanto a De Caso, su situación está pendiente de ser elevada al Tribunal Oral Federal. “No se debate nuevamente el caso en un juicio: el secuestro de Ragni el 23 de diciembre de 1976 está probado y se condenó por el secuestro y los tormentos, lo que se traerá a juicio es la responsabilidad y la participación de De Caso”, en la desaparición, se explicó.


Fuentes y notas relacionadas