Se reinicia la causa Escuelita IV en Neuquén

A un mes de la trágica muerte de Hugo Cañon y a una horas del reinicio de la causa Escuelita IV en el Tribunal Oral Federal Nº 1 contra represores del Alto Valle de Río Negro y Neuquén se hace inevitable recordar la figura de ese infatigable, enorme luchador por los Derechos Humanos y pedir otra vez por la transparencia y agilidad de este juicio por los crímenes de lesa humanidad y los que se llevan a cabo en todo el País.

Hugo Cañón jamás podrá ser desvinculado de este logro de la sociedad argentina porque desde la anulación de las leyes de punto final y obediencia debida por las que se enfrentó con los gobiernos de turno hasta lograr que fueran anuladas junto a los vergonzantes indultos, siempre asumió el compromiso de la lucha: ya sea denunciando o poniéndose al frente de tareas tan difíciles como ser fiscal general de Bahía Blanca y su posterior participación en los juicios por la verdad en ese lugar y también en La Plata.

Quienes fuimos querellantes en el Juicio Escuelita II de Neuquén tuvimos su testimonio alentador cuando fue citado por el Tribunal como testigo de concepto. Algunas de sus manifestaciones fueron reveladoras de aspectos hasta entonces poco difundidos. Hugo dijo, entre otras aseveraciones: “…hubo una demostración completa y cabal de cómo se preparó el ejército para la lucha antisubversiva, cómo introdujeron doctrina utilizada en Argelia y le dieron forma en documentos militares en Argentina incluso antes de ser tomados por Estados Unidos.” Cómo exageraron “el concepto de oponente hasta abarcar a todas las organizaciones” y para los cuales se dio la orden de de exterminio. Además rescató las figuras señeras de Monseñor de Nevares de Neuquén y Monseñor Hesayne de Viedma por las distintas actuaciones que tuvieron a favor de los detenidos-desaparecidos.

Pero quizás lo más importante para dimensionar la profundidad y persistencia de su lucha son hechos recientes que protagonizó poco antes de su muerte: en conferencia de prensa 24/12/2015 denunció las concomitancias del poder político con el sistema carcelario a raíz de la celebración de los hermanos Lanatta con motivo del triunfo Pro en Provincia de Buenos Aires. Y la denuncia de que la fuga no fuera producto de una casualidad sino que por el contrario, había una causalidad presente y que mucho tenía que ver con esa relación directa de la política con el sistema carcelario. En esa oportunidad también manifestó su preocupación porque los prófugos aparecieran con vida así no se cerraría abruptamente el círculo de sospechas que debían ser investigadas hasta las últimas consecuencias.

Otro suceso, previo a su muerte, que nos ayuda a dimensionarlo, más allá de su posicionamiento político, es que se opuso al pisoteo de la ley de comunicaciones (AFSCA) y se solidarizó públicamente con los periodistas que fueron despedidos de su trabajo. También denunció con la fuerza de un jerárquico ex -miembro de la Justicia la integración del Superior Tribunal mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia violando la Constitución Nacional.

Por este mínimo semblante de Hugo Cañón, desaparecido en fatal accidente el 3 de enero, y ante la proximidad del inicio de los juicios a los a los represores de la zona es que deseamos que compañeros y compañeras nos ayuden a recoger sus banderas y luchar con firmeza para que los juicios continúen con transparencia y sin interrupciones temporales hasta que se concluyan con la sanción a los culpables.

Gral. Roca – Fiske Menuco, 3 de febrero de 2016

Luis Genga, Secretario de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades
María Inés Hernández, Secretaria de prensa, comunicación y cultura
Mario Floriani, Secretario General


Foto: Blog represores Neuquén Río Negro

Relacionados

Adiós a Hugo Cañón. Marcha.org.ar, 4/01/16